Contenidos

Otros sitios



Ácido ascórbico en cosmética

Cosméticos con vitamina C para la piel y productos antiedad.

El interés por la vitamina C (ácido ascórbico) como ingrediente en cosmética se debe a su capacidad para inactivar los radicales libres inducidos por los rayos ultravioleta y para regenerar la vitamina E (otro potente antioxidante). La concentración habitual en cosméticos es de entre el 0,2% y el 4% en peso (por ejemplo, 2 g de ácido ascórbico por cada 100 mg de crema). En estudios clínicos, se ha comprobado que la vitamina C actúa como antioxidante y agente anti-inflamatorio.


Cuando se aplica después de quemaduras por rayos UVA, la vitamina C reduce el enrojecimiento un 50% más rápido que en las zonas no tratadas.

La psoriasis y el eccema también han demostrado una mejora con la vitamina C. Además, el ácido ascórbico estimula la síntesis de colágeno y reduce la pigmentación oscura de la piel (por ejemplo, las manchas de la edad). Por lo tanto, el ácido ascórbico se considera un ingrediente anti-envejecimiento.

Hay tres formas de ácido ascórbico que se utilizan habitualmente en cosmética: palmitato de ascorbilo, ascorbil fosfato de magnesio, y ácido L-ascórbico.

Palmitato de ascorbilo


El palmitato de ascorbilo es un compuesto de fórmula química C22H38O7. Es un éster sintético del ácido ascórbico y el ácido palmítico, soluble en grasa. Es estable en las fórmulas cosméticas a pH neutro. También se utiliza como aditivo alimentario (antioxidante y emulsionante) con el número E304 (estereato de ascorbilo), teniendo su uso autorizado en la Unión Europea, los Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. Está permitido en preparados para lactantes y preparados de continuación, y por lo tanto es considerado como inofensivo.

El palmitato de ascorbilo se obtiene por esterificación del ácido ascórbico con ácido palmítico. En el intestino delgado es degradado lentamente de nuevo en los materiales de partida. Principalmente se encuentra en las carnes cocidas, la margarina, la mayonesa y el caldo de pollo, en el que también se utiliza como un estabilizador del color. También se usa en suplementos dietéticos de vitamina C.

Ascorbil fosfato de magnesio


El ascorbil fosfato de magnesio es un compuesto formulado a partir del ácido ascórbico que se considera un antioxidante eficaz para la piel. Esta forma de vitamina C también aumenta los niveles de hidratación de la piel y mejora su elasticidad. Para aclarar la piel, sólo hay un solo estudio que muestra que es eficaz para inhibir la producción de melanina. El estudio concluyó que una crema hidratante con una concentración del 10% de ascorbil fosfato de magnesio suprime la formación de melanina. El efecto de aclaramiento fue significativo en 19 de 34 pacientes con cloasma o pecas seniles y en 3 de 25 pacientes con la piel normal. Se utiliza en lociones, cremas solares, productos after-sun y maquillajes.

Ácido L-ascórbico


El ácido L-ascórbico es la forma más activa de la vitamina C y tiene numerosos beneficios para la piel. Es soluble en agua y debe ser formulado a pH bajo para mantenerse activo.